Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus. blog comments powered by Disqus

Eres Empresa

Eres el Presidente de tu propia empresa…

Stacks Image 1131

Conocimimento Especializado


Hay una pregunta importante que todos deberíamos hacernos: ¿Deberíamos desarrollar nuestras habilidades y conocimientos de forma generalizada, o quizás sería mejor especializarse en un campo y profundizar en una área específica hasta conseguir ser un experto en dicha área?

Antes de ofrecer una respuesta específica, lo mejor es que examinemos juntos la demanda actual. Intentemos ponernos en el punto de vista de la persona encargada de la contratación en una empresa. Posiblemente esta persona esté buscando a alguien con una serie de habilidades específicas. La empresa contratante puede necesitar a una analista de sistemas, carpintero, vendedor, contable, editora, etc. y cuando necesitan cubrir esta posición, siempre tenderán a buscar a una persona que ya posea los conocimientos necesarios y específicos adaptados a la descripción del trabajo.

Normalmente no existen muchas ofertas de trabajo que busquen a alguien con conocimientos generales y predisposición para aprender. Dicho esto, no significa que si has estudiado literatura alemana, necesites continuar aprendiendo solamente en este campo. Muchas demandas de trabajo son realmente una combinación de habilidades.
Es posible que se necesite a una persona que tenga una combinación de conocimientos y experiencia relacionados con la medicina y la ingeniería, por ejemplo, si una empresa busca a alguien que vaya a desarrollar el software utilizado en los hospitales para controlar un pulmón artificial. Pero incluso en este caso, la combinación es un conocimiento especializado que se puede utilizar en escenarios específicos, no es arbitraria. ¿Cómo puedes tomar esas decisiones, entonces? ¿Cómo puedes decidir si deberías especializarte más en tu área de conocimientos o buscar una educación más general?

La respuesta es muy fácil. Sólo tienes que seguir tu pasión. El progreso en tu carrera, las clases que tomas, los libros que lees, los debates que te inspiran a pensar de una manera nueva, todo esto probablemente se relaciona entre sí de alguna forma. Pongamos mi ejemplo. A pesar de haber sacado una licenciatura en lengua española, siempre me apasionó la informática. Me compré mi primer ordenador (un Amstrad) cuando tenía 19 años y comencé a programar por mi cuenta. ¿Quién me iba a decir que la amalgama de lengua e informática me conseguiría mi primer trabajo en Microsoft? Cuanto me contrataron, la posición de "Experto en Lengua española" llevaba abierta seis meses. No podían encontrar a nadie con experiencia en ambos campos así que por azares de la vida fue un trabajo hecho a mi medida.

Así que, aunque mi experiencia puede parecer al azar, que están por todas partes la misma pasión, la misma habilidad. Y porque soy consciente de que el patrón, si busco un trabajo, puedo leer entre las líneas de una oferta de trabajo e imaginar si hay un montón de tareas que implica la organización. Si es así, yo soy el derecho, la persona especializada para ello. Es posible que me llevan a un trabajo en un periódico (la organización de los artículos) o tal vez en un negocio de diseño de interiores. ¿Quién sabe?

El punto que estoy tratando de hacer es que cuando la gente está hablando acerca de los conocimientos especializados, piensan en un campo o un área, como la medicina, ingeniería, contabilidad, producción, ventas o marketing. Así es como las escuelas y universidades organizan sus planes de estudios, certificados y programas. Pero las exigencias del mundo real no se organizan de esa manera.

Mi esposa y yo tenemos dos hijos. Una niña de 9 años y un hijo de 15. En este punto de mi vida ya no me importa tanto que saquen unas notas excelentes en la escuela e instituto (requisito fundamental para acceder a universidades prestigiosas en los Estados Unidos) como enseñarles el concepto de que ellos son responsables por su futuro y su carrera. Ellos tienen que verse a sí mismos como su propio negocio y saber que para mantenerse competitivos, tendrán que ser capaces de ofrecer lo que se necesita cuando comiencen su vida laboral. Necesitarán ser flexibles para adaptarse a los continuos cambios sociales y laborales. Lo más importante que tienen que desarrollar en la escuela es su capacidad de aprender y explorar, con el fin de comprender lo que les gusta y darse cuenta de cuál es su pasión.

Una vez identificada su pasión, si la siguen desarrollando, siempre mantendrán el interés, la energía y la inspiración. Sus habilidades se harán indispensables en el mercado laboral. La pasión los mantendrá firmes durante los periodos negativos y la gente se sentirá de forma natural atraída hacia ellos pues siempre se quiere trabajar con alguien que es un apasionado de lo que están haciendo.

Es utópico tratar de averiguar qué especialidades pueden necesitar la mayoría de los trabajadores en 10 ó 20 años en el futuro. Incluso campos tradicionales como la medicina se empiezan a mezclar con otros campos como microbiología, robótica, biomecánica, estadística, etc.

Imaginemos que mis padres o familiares me presionasen y me dijeran que debería estudiar medicina porque se gana mucho dinero y siempre hay vacantes para esa profesión. Sin embargo, yo no quiero estudiar medicina por que sé que no sería feliz en ese trabajo; porque es un trabajo que no me apasiona ¿Por qué debería malgastar mi vida en un trabajo que no me gusta? En el supuesto de que la sociedad realmente necesitase una gran cantidad de médicos, estoy seguro de que hay un montón de otras profesiones relacionadas con esta necesidad.

Por ejemplo, tiene que haber necesidad de maestros que preparen a los médicos para sus trabajos futuros. Dichos profesores que tal vez necesiten un buen programa de entrenamiento (evaluaciones, pruebas, simulaciones), o una solución de software que los estudiantes puedan utilizar durante sus estudios. O ingenieros que diseñen equipos quirúrgicos, implantes artificiales, etc. ¿Ves a dónde voy? Aunque realmente no me interesa una carrera en medicina, quizás sí me interesa otra carrera relacionada donde pudiera mejor usar mi experiencia y pasión rellenando el hueco de esas necesidades que parecen tan desconectadas.

Así que en lugar de preocuparme acerca de ¿en qué área debería especializarme? ¿qué libro debería leer? ¿cuáles son los conocimientos que deben adquirir? mejor me pregunto "¿qué área o especialidad me interesa y quiero desarrollar? Conocernos a nosotros mismos es mucho más importante, y más fácil, que de tratar de predecir cómo el mercado de trabajo se verá en 10 años cómo deberíamos prepararnos para afrontarlo.


Cuando yo terminé mi carrera de filología, ¿quién me iba a decir a mi que emigraría a los Estados Unidos, trabajaría para Microsoft, abriría un restaurante y tendría mi propio negocio de consultoría? Ni en mis sueños más locos se me hubiera podido ocurrir que este sería mi futuro; y sin embargo aquí estoy. Gracias a mis dos pasiones, filología e informática que parecen tan desconectadas, encontré un trabajo que nunca podía haber previsto si hubiera planeado mi carrera tratando de predecir el mercado.

Jose L Riesco
©Riesco Consulting Inc.
www.Twitter.com/eresempresa