Please enable JavaScript to view the comments powered by Disqus. blog comments powered by Disqus

Eres Empresa

Eres el Presidente de tu propia empresa…

Stacks Image 910

Por qué todos los trabajadores son (o deberían de ser) presidentes

Cuando le digo a la gente que todos los trabajadores son presidentes de su propia empresa, a menudo recibo miradas de asombro. "Pero, yo trabajo para una empresa y ya tiene presidente, ¿qué quieres decir?” me comentan "¿Cómo puedo ser presidente?

En los albores de la segunda década del siglo XXI, la fuerza de trabajo es cada vez más distribuida. Las empresas subcontratan tareas a trabajadores ubicados no en una oficina o edificio sino distribuidos por toda la ciudad, el país y, gracias al fenómeno de internet, en todo el mundo.

El mundo, de repente, se ha tornado más pequeño. Empresas e individuos disponen ahora de recursos ilimitados, pudiendo buscar basándose solamente en habilidades, disponibilidad y coste, sin preocuparse por su ubicación geográfica, edad, sexo, creencias o clase social.

Los trabajadores del conocimiento se han convertido en trabajadores móviles. Liberadas ya de las cortapisas de la oficina, de los politiqueos de empresa y de tener que perder tiempo en atascos, hoy en día se puede vivir y trabajar en cualquier parte y a cualquier hora, siempre y cuando tenga acceso rápido a internet.

No importa si eres autónomo, si trabajas para una pequeña empresa o para un conglomerado o multinacional, deberías de comenzar a pensar acerca de ti mismo como si fueras el presidente de tu propia compañía. Tu empresa de uno ofrece tus conocimientos, talentos y servicios a otros individuos y empresas a cambio de un sueldo justo.

Tu empresa de uno también contrata los servicios de otros individuos o empresas para que realicen las tareas que pueden hacer mejor que tú. Esto se llama delegar y es una habilidad que a muchos nos cuesta trabajo llegar a dominar.

Solamente cuando creas de verdad que eres el presidente o CEO de tu propia empresa podrás realmente sentirte libre y perder el miedo a los politiqueos de pasillo y dinámicas que conllevan trabajar para empresas de múltiples empleados. Si no estás contenta trabajando para ellos, siempre podrás encontrar otras empresas, grandes o pequeñas, que apreciarán tu experiencia, habilidades y entusiasmo por el trabajo que realizas. O quizás este puede ser el momento adecuado para abandonar el nido empresarial y establecerte por tu cuenta y comenzar tu propio negocio...

Es tu decisión.

En este sitio, intentaré mostrarte por qué necesitas cambiar tu mentalidad de trabajo y comenzar a pensar de la misma forma que los directores ejecutivos de una gran empresa piensan: dedicando siempre su tiempo y prioridad a la empresa que manejan. En tu caso, como tú eres tu propia empresa, deberás dar prioridad a ti mismo.

Estás lista para esta jornada apasionante? Sinceramente espero que sí puesto que te llevará a lugares que no te imaginas.

¿A qué esperas? comienza a buscar información pinchando en los artículos que más te interesen. Si te animas, déjame algún comentario en el blog o envíame algún correo con tus opiniones

¡Buena suerte!
Jose L Riesco
©Riesco Consulting Inc.
www.Twitter.com/eresempresa