Eres Empresa

Eres el Presidente de tu propia empresa…

Minimalismo en las actividades laborales

minimalismo
Muchas veces pensamos que el Minimalismo en nuestras actividades laborales se limita a mantener nuestro escritorio ordenado y tirar los papeles que nos estorban para sentirnos libres de presiones y estrés; sinceramente no hay nada más alejado de la realidad.


El
Minimalismo es una puerta muy especial que nos permite enfocarnos en lo que es importante para nosotros y de esta forma lograr grandes cambios en nuestra vida, ¿Cómo? Integrando criterios simples en cuanto aquello que haces normalmente y todo lo que podrías hacer intentando reducir al máximo estas actividades normales.

En el momento en que logramos incorporar el
Minimalismo en nuestras actividades laborales, mucho del estrés que hoy vivimos disminuye radicalmente y es que mediante la práctica minimalista se logran simplificar criterios que normalmente no consideramos.

El
Minimalismo laboral es una forma de inducirnos a ser productivos en base a la simplicidad de hacer las cosas que son importantes para nosotros.

A continuación me permito enlistar algunas de las
ideologías minimalistas propias para el desarrollo laboral:

  • Cuida los recursos con los que trabajas: No existe mejor manera de emprender el Minimalismo que ser cuidadoso con tus herramientas de trabajo, si lo que tienes te es útil, entonces no necesitas estar actualizando diseño cada tres meses, bríndale un buen mantenimiento a tu equipo de trabajo y te sentirás mucho más responsable de este.

  • Enfócate en lo importante: Que mayor motivación necesitas para trabajar que saber que lo que estás haciendo tiene un sentido mucho mayor del que estás realizando, enfócate siempre en lo que es importante para ti y obtendrás un aliciente para realizar tus actividades con mayor ahínco, por ejemplo, piensa en los beneficios personales que te brinda tener un trabajo, cómo puedes solventar tus gastos, etc. Mientras mantengas el enfoque en lo importante tendrás motivación.

  • El trabajo es un medio, no un fin en si mismo: Si eres de los que piensas que el trabajo es lo más importante en tu vida, entonces ya estás en un error. Asumir una actitud minimalista te permite reconocer aquellas cosas que son realmente importantes en tu vida y a partir de esto reconocer que no todo en la vida es tu trabajo, aprende a admirar aquellas cosas que te hacen ser quien eres, tu pareja, tu familia, tu desarrollo personal, etc. En este orden de ideas podrás tener un mejor desarrollo laboral, manteniendo un equilibrio.

  • Elimina las presiones innecesarias: Muchas veces sentimos que estresándonos innecesariamente lograremos mejores resultados, lo cual es totalmente falso, toma las cosas con calma, “nadie está obligado a lo imposible” y “nadie es indispensable”, no te vuelvas loco por tu trabajo, aprende a delegar y aprende a aceptar las responsabilidades que realmente sean necesarias para ti.

  • Busca perpetuar la calidad: El trabajar de una manera en la cual te enfoques en lo importante y eliminas las presiones no te permite disminuir ni afectar la calidad de tus actividades, por el contrario, ya estando inmerso en ella tienes que ser mucho más atento y detallista, trata de que lo que hagas siempre esté muy bien hecho, este es el principio laboral minimalista. Hacer menos pero mejor.

Omar Carreño
Escritor y editor de Análisis Realista, Productividad y Minimalismo.
http://analisisrealista.com
http://twitter.com/#!/OmarBlogAR
Imagen:
http://www.sxc.hu/photo/894380