Eres Empresa

Eres el Presidente de tu propia empresa…

¿Cuándo te quieres retirar?

Ya sé que suena un poco rara esta pregunta y que para muchos de vosotros la respuesta sería "ya mismo". Sin embargo, la respuesta correcta debería de ser NUNCA.

Antes de que comencéis a tiraros de los pelos y pensar que estoy loco, dejadme al menos que explique mi punto de vista.

Si estáis pensando en un retiro temprano, eso significa que no os gusta vuestro trabajo. Cuando trabajamos en lo que de verdad nos gusta, en lo que de verdad nos interesa, el trabajo no se convierte en una tarea pesada y aburrida sino en algo dinámico y apasionante que deseamos hacer cada día, todos los días...

Estadísticamente mucha gente que se retira fallece a los cinco años desde la fecha del retiro, y eso que la mayoría no tienen un trabajo que realmente les llene, o siquiera les guste, pero el trabajo les da un propósito, una forma de vida, de sentirse útiles, de conectar y socializar con sus colegas.

Si te planteas retirarte, lo que deberías plantearte es lo siguiente:

Si tuvieras 100 millones de Euros (pongo aquí una cifra ridículamente grande para que no quepan dudas de que no necesitarías trabajar ya nunca más) ¿a qué te dedicarías?

Ya me imagino las típicas respuestas: compraría un chalet en la costa, un barco, dos o tres coches deportivos y de lujo, viajaría por todo el mundo, etc. todo esto está muy bien, ¿pero luego qué? ¿te pasarías el resto de tus días sin hacer nada? no lo creo. Una vez pasada la novedad de la nueva casa y los "juguetes", una vez cansados de tanto viaje, ¿qué harías?

Para muchos, esta sería una gran oportunidad de pensar en lo que de verdad les gusta, les motiva. Mucha gente comenzaría a estudiar algo nuevo, a trabajar ayudando a los demás, o quizás a abrir un negocio relacionado con tus hobbies...

Este ejercicio mental es estupendo para indicarte el camino que más te atrae. Una vez libres de la esclavitud del dinero ("me encantaría abrir mi propio negocio, o cambiar de trabajo, pero no puedo dejar mi trabajo actual porque necesito el sueldo..."), nos veremos libres para seguir nuestras aficiones, para trabajar en lo que de verdad nos apasiona de forma que el trabajo no sea una obligación sino una forma de ganar dinero haciendo lo que nos gusta.

Si haces lo que te gusta, cada día, todos los días, nunca aspirarás a retirarte.

Observa a los artistas, a los actores, a los músicos... hacen lo que les gusta y se ganan la vida haciéndolo. Hay también otros personajes con todo el dinero del mundo: Bill Gates, Steve Jobs, etc. que trabajan más duro que la mayor parte de la población; y obviamente no lo hacen por el dinero (no podrían gastar en toda su vida lo que ya tienen), ni por poder (para eso podrían seguir la carrera política), lo hacen porque su trabajo les apasiona. Tienen todas las posibilidades del mundo para hacer lo que quieran y en lugar de pasarse los días jugando al golf, se los pasan desarrollando nuevas estrategias, nuevas iniciativas, ayudando a los demás...

Si no te gusta tu trabajo, no pienses en el retiro, piensa en cambiarlo, en establecerte por tu cuenta, en aprender algo nuevo y apasionante que te conduzca, paso a paso, hasta alcanzar tu trabajo ideal. Y quizás este sea el problema. Muchos de nosotros nunca nos hemos parado a pensar cuál es nuestro trabajo ideal. Quizás nos lo planteamos cuando terminamos el instituto y tuvimos que elegir una carrera, pero ya nunca más desde entonces. Este es el momento para hacerlo. Sin una meta, sin un objetivo, vagaremos sin rumbo fijo sin alcanzar nunca nuestro destino... pero este es material para otro artículo.

Cuando consigas trabajar en lo que de verdad te apasiona, nunca más pensarás en retirarte.

buena suerte,

Jose L Riesco
Comments