Eres Empresa

Eres el Presidente de tu propia empresa…

Cómo hablar de tus debilidades en una entrevista de trabajo

entrevista

Si has participado en alguna entrevista de trabajo, te habrás probablemente encontrado con la temida pregunta: “Cuáles son tus puntos flacos?” (o alguna variante similar).

La recomendación común para este tipo de pregunta es el elegir un punto flaco que realmente no lo es, como por ejemplo decir “me obsesiona la perfección así que a veces paso demasiado tiempo en una tarea hasta que la saco perfecta”. En realidad, a cualquier empresa le encantan empleados que puedan hacer las tareas extremadamente bien así que esto no es centrarte en un punto flaco. Lo malo de este tipo de respuesta es que no suena sincera y puede incluso hacerte pasar por arrogante.

Una alternativa mejor es el elegir un área débil que no se aplique directamente al puesto de trabajo al que te presentas. Por ejemplo, si te presentas a un puesto de márketing o ventas, puedes decir algo como “Bueno, no soy demasiado(a) bueno(a) con la contabilidad. Desde luego comprendo los principios básicos de contabilidad pero no profundizo en los detalles. Por eso me gusta el márketing (o las ventas), porque me permite maximizar mi habilidad de relacionarme con las personas, etc.”

Desde luego, si buscases un puesto en contabilidad, puedes cambiar la explicación y hacerla inversa: “Bueno, no me gusta demasiado perder el tiempo hablando con la gente en los pasillos. Algunos de mis colegas en mi trabajo anterior me tachaban de insociable. Yo no me considero insociable pero odio perder el tiempo. Lo que a mi de verdad me gusta es revisar meticulosamente las hojas de cálculo y encontrar errores, asegurarme de que los números cuadran, etc.”

De esta forma puedes ser completamente honesto(a) sin perjudicar tus posibilidades de conseguir el trabajo. Nadie dejará de contratarte para un trabajo si muestras debilidad en un puesto diferente.

Prueba esta técnica la próxima vez que tengas una entrevista (prepara de antemano la respuesta a tus puntos flacos, puedes elegir dos o tres ejemplos) y ya verás que te funcionará de maravilla.

Buena suerte,

Jose L Riesco
Comments

Vacaciones pagadas... ¡sin límite de tiempo!

Ayer mientras conducía estaba escuchando, como a menudo hago, mi estación de radio favorita (NPR que son las iniciales de Radio Nacional Pública). NPR es una estación pública con noticias y música de Jazz, sin anuncios; pura y simple. El caso es que en el programa estaban entrevistando a Rosemary O'Neil (http://rosemary.user.livecloud.com/) y Brian Lenz (http://brian.user.livecloud.com/), presidenta y programador senior (respectivamente) de una empresa de software local de aquí de Seattle llamada Social Strata (http://www.socialstrata.com/).

Lo interesante de esta entrevista es que esta empresa (de tan solo 10 trabajadores) ha adoptado tan solo hace unos meses la política de proporcionar a sus empleados vacaciones pagadas sin límite de tiempo. ¿Cómo puede ser esto? fue mi primera pregunta cuando escuché la noticia. ¿Qué pasa si todos los empleado deciden tomarse un par de añitos de vacaciones y seguir cobrando su sueldo? Bueno, el caso es que esto no ha sucedido. Lo que pasa es que todos los trabajadores de esta empresa (10 en total) son responsables y les encanta su trabajo (por supuesto, por eso los dueños de esta pequeña empresa privada se atrevieron a ofrecer semejante beneficio) por lo que no se sienten motivados para abusar de este privilegio. El caso es que esta empresa no es única. En Estados Unidos, país con menos vacaciones (probablemente excepto Japón) del mundo, donde el trabajo se considera una prioridad y "il dolce farniente" una aberración, 1% de las empresas ya confían en sus empleados hasta el punto de estos se pueden tomar vacaciones cuando necesiten sin preocuparse del número de días.

Si os ponéis a pensar, esto tiene sentido. Si mi empresa me facilita que me tome días libres para cuidar de mis padres ancianos, hacer recados y estar pendiente de un niño enfermo, pues yo les corresponderé con lealtad y dedicación. Todos somos adultos y responsables y sería raro que gente dedicada a un trabajo que les gusta se tome manga por hombro y decida abusar de sus privilegios.

La sociedad avanza hacia un mercado de trabajo autónomo, flexible y motivado. Si puedes acceder a un puesto de trabajo así, no tendrás que preocuparte de contar las horas hasta la hora de salir o los días hasta que te puedas tomar las vacaciones. Ambos son flexibles y puedes tomarlos cuando quieras o lo necesites.

Pod

Buen día para todos,

Jose L Riesco
Comments